Enfermedad de Hígado Graso No Alcohólico (EHGNA) y COVID-19

Actualizado: jun 28






El hígado graso es una de las enfermedades hepáticas más frecuentes en todo el mundo. En México cerca del 17% de la población que la padece. Otro nombre que se le da es, esteatosis hepática no alcohólica, la cual consiste en la acumulación excesiva de lípidos (grasa) en las células sanas del hígado. 

Engloba un amplio espectro de lesiones hepáticas que van desde la esteatosis simple a la esteatohepatitis con cambios necroinflamatorios y/o un grado variable de fibrosis y finalmente, a una cirrosis hepática e, incluso, al hepatocarcinoma.


Se caracteriza por presentar unas lesiones hepáticas similares a las producidas por el alcohol en sujetos que no consumen cantidades tóxicas de éste.


La obesidad puede agravar la severidad de las enfermedades respiratorias y de COVID-19. Pacientes con Enfermedad Metabólica Asociada a Hígado Graso (MAFLD), anteriormente conocida como enfermedad del hígado graso no alcohólico, a menudo son obesos y tienen factores de riesgo metabólicos adicionales que se traducen en un mayor tiesgo de enfermedad respiratoria.


Se ha asociado con numerosos factores etiológicos, y puede clasificarse como primaria, relacionada con los factores que provocan el aumento de la resistencia a la insulina (obesidad, diabetes o dislipemia) y secundaria a alteraciones metabólicas congénitas o adquiridas, nutricionales, procedimientos quirúrgicos, fármacos y otros tóxicos.


Este padecimiento se detecta a través de un ultrasonido abdominal, análisis de sangre como el perfil hepático entre otros y una biopsia hepática.


El hígado graso suele ser asintomático, son muy pocos los pacientes que presentan los síntomas de inflamación y dolor moderado en el hipocondrio derecho, justo abajo de las costillas.


En la actualidad no existe un tratamiento específico para la EHNA y éste consiste en tratar el factor etiológico causal, es decir, la obesidad, la diabetes y la dislipemia. Sin embargo, de entrada se deben aplicar una serie de medidas generales consistentes en evitar el alcohol, los fármacos y la exposición a tóxicos ambientales.


A continuación le damos una lista de recomendaciones para evitar complicaciones: 


No consumir alcohol, ni en cantidades pequeñas, cuando ya se ha diagnosticado la enfermedad. El consumo en exceso es un factor de riesgo que predispone a padecer esta enfermedad, y al hacerlo cuando ya se tiene el hígado graso, puede agravarla.


Evitar el consumo excesivo e innecesario de medicamentos principalmente hepatotóxicos.


Evita el azúcar, así como las sodas, y bebidas energetizantes. Porque la sacarosa ni la fructosa son adecuadas para el hígado graso.


Consumo de limón. Hacerlo de manera moderada indispensable para el hígado graso. Se puede comer añadiendolo a ensaladas o agua, acompañado de verduras como la zanahoria.


Más fibra en la dieta. Mejora digestión y ofrece sensación de saciedad, además controla el apetito, absorbiendo menos grasas y azúcares.


La pérdida de peso es un factor importante y debe ser progresiva, mediante ejercicio físico de preferencia aeróbica, de 20 a 30 minutos, mínimo, diarios, durante 5 días mínimo, consecutivos y una dieta equilibrada, con el objetivo de lograr un descenso del 10% en los primeros 6 meses y a un ritmo máximo de 0,5-1 kg por semana.


Buenos hábitos dietéticos. Comer de manera regular y sin períodos prolongados de ayuno, ayuda a mejorar la salud. El ingerir alimentos como el pescado azul, el tomate, el brócoli, la nuez, la espinaca y el aguacate son una excelente alternativa para la dieta de los pacientes con esteatosis hepática.


Suplementación con antioxidantes como la vitamina E, Omega 3 de pescado, café, y probióticos, todos estos se han demostrado en estudios médicos su eficácia.


Acudir al médico para llevar un control de la enfermedad y dar tratamiento médico a la causa.


Finalmente recuerde que el diagnóstico oportuno de la esteatosis hepática es clave para evitar complicaciones como la cirrosis, fibrosis o algún otro trastorno.


En MédicaViRey nuestro principal objetivo es tener pacientes sanos, de manera integral, brindando consultas completas, desde el diagnóstico oportuno, el tratamiento médico adecuado, nutrición, control de peso, y consejos médicos para la resolución integral.



FUENTES:

Letter to the Editor: COVID-19 in patients with diabetes: Risk factors that increase morbidity

Metabolism - Clinical and ExperimentalVol. 108


Nonalcoholic steatohepatitis. Mayo Clinic experiences with a hither to unnamed disease. Mayo Clinic Proc. 1980;55


Tratamiento médico de la hepatopatía grasa no alcohólica primaria. Med Clin (Barc). 2005;125:108-16


http://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-epidemia-higado-graso-cuidarlo-20180224080018.html

39 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
Síguenos en nuestras redes sociales
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
RAR 2020 ©
1° de Mayo 186
Col. Independencia
Puebla, Pue.
72150
Teléfonos:
Cel: +52 222 125 7815
Cel: +52 222 163 0902
Local:      222 503 8743
Email:
dr.reynosotapia@gmail.com